domingo, 9 de noviembre de 2014

Si los ignorantes que desprecian nuestro deporte supieran el sacrificio y la dedicación que esconde este estilo de vida, seriamos los reyes del universo. Pero como no es así, de momento solo somos seres superiores.



No hay comentarios:

Publicar un comentario